Ejercicios de atención y concentración para adolescentes en PDF

La concentración se puede explicar como el proceso en el cual una persona brinda toda su atención a una cosa o situación por más tiempo de lo normal; todo esto, sin la capacidad de distraerte. Mientras más estímulos y sentidos se dirijan hacía la situación, mayor será el nivel de concentración.

La concentración es una de las habilidades aprendidas más importantes que tiene el ser humano. Por naturaleza no suele ser concentrado, pero con diferentes dinámicas es fácil aprender. Es tan importante que es la única manera que tiene el hombre de aprender.

Cuando los niños crecen y se vuelven adultos incapaces de concentrarse, deben recurrir a métodos y ejercicios que incentive su proceso de concentración. Mientras más rápido se atienda esta área, más rápido irá mejorando. Es imprescindible, en la adolescencia, estimular el proceso.

Es por eso que, aquí vamos a dejar una guía de ejercicios para mejorar la atención y la concentración en jóvenes.

Descarga una guía de ejercicios para mejorar la atención y la concentración

La concentración es de suma utilidad para el individuo. Cuando se pone en práctica la concentración, el ser humano es capaz de estudiar o trabajar arduamente. La persona se vuelve más eficiente y productiva.

¡DATO a tener en cuenta! Cuando una persona estaba concentrada en una actividad y se desconcentra, se estima que necesita de 20 a 25 minutos para volver a prestar la misma atención.

Si un adolescente no tiene capacidad de concentrarse, traerá como consecuencia bajas calificaciones, problemas para el aprendizaje y desarrollo intelectual. Para ayudar con el problema a padres y profesores, aquí dejamos dos guías con ejercicios dinámicos para la concentración.

Para tener acceso a las guías tan solo es necesario presionar sobre cualquiera de ellas dos y se descargará un documento PDF. Al estar en formato PDF, los ejercicios están listos para imprimir. 

Son ejercicios didácticos que ayudan a la memoria del adolescente. En la primera guía “La carpeta de Olga”, está compuesta por más de 30 ejercicios. Están diseñados para jóvenes que luchan contra el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (Tdah).

Esta guía dispone de ejercicios mentales que incentivan la concentración del adolescente. A través de dinámicas y actividades destinadas para la edad juvenil, es una herramienta muy completa para el proceso.

La guía dos contiene 12 ejercicios que están elaborados con el fin de servir de ayuda para los adolescentes con dificultades de concentración.

Algunos ejercicios para mejorar la concentración en jóvenes

Adicional a las guías aquí dispuestas, decidimos dejar otras herramientas para ayudar a los jóvenes con problemas para concentrarse.

Lo primero que el profesor debe hacer es explicar por qué es importante la concentración cómo trabajar en ella. Si una persona no pone atención sobre algo en específico, esa información no puede llegar correctamente al cerebro y no puede ser procesada.

Para poner un ejemplo: si un alumno debe presentar una actividad escolar, los profesores explican de qué va la actividad, pero si este no presta atención, cuando llegue a casa, muy difícilmente podrá realizar las actividades con éxito.

El estímulo correcto

Para aprender a prestar atención se debe aprender a utilizar el estímulo correcto. La persona debe ser capaz de escoger esta información, por encima de todo, para procesarla correctamente.

La identificación de un estímulo en específico parte de una acción del cerebro de poder escoger la información más importante, o la que suponga mayor interés. De esta manera, se debe abordar este proceso.

Esta atención selectiva se puede trabajar con distintos ejercicios. Uno de los más utilizados en adolescentes y adultos es la sopa de letras. Este ejercicio, que casi todos conocemos, es sumamente eficiente. Por eso, aquí dejamos uno:

Lista de palabras

sopa de letras1

Otra forma de trabajar con estos cuadros de sopas de letras es, decirle al alumno que encierre en un círculo, todas las letras “P”, “Ñ”, “o” y “M”. El instructor puede escoger las letras de su preferencia para que el estudiante realice la actividad.

Diferencias de estímulos

Otro ejercicio de amplia utilidad y que conocemos es identificar diferencias en dos imágenes que parecen iguales a simple vista.

De esta manera se trabaja, no solo el estímulo al cual se desea prestar la mayor cantidad de atención, sino a todos aquellos que son diferentes.

diferencias

En Internet es posible hallar todos los ejercicios necesarios para abordar la deficiencia en la concentración de los jóvenes. A medida que el estudiante va avanzando, se pueden implementar otros ejercicios de mayor dificultad, como el de mantener atención en dos estímulos sin perder el foco.

El cerebro tiene la capacidad de estar atento a dos escenarios diferentes en simultáneo sin distraerse. Un ejemplo muy sencillo de ello es cuando una persona está conversando con otra mientras toma un vaso de agua. Puede hacer ambas acciones sin la necesidad de dejar de hacer ninguna o distraerse solo en una y perder la atención en la otra.

Atención auditiva

Otros ejercicios están relacionados con la atención auditiva. Además de la atención visual, es importante trabajar la auditiva porque, cuando una persona tiene mucho tiempo hablando, es más fácil perder el interés; resulta más complicado por largos periodos de horas.

Para trabajar este problema se recomienda:

  • Enciende una emisora de radio que le guste al joven y él debe prestar atención sin perderse al programa.

La idea no es escuchar el programa de radio por escuchar, es identificar una palabra que digan durante la emisión e ir contando cuántas veces la mencionan. Se debe ir anotando en un papel todas las veces que se escucha la palabra escogida.

A través de esta actividad se puede mantener atención por 30 minutos seguidos.

Deja un comentario